miércoles, 13 de abril de 2011

Ruffle shuffle

Antes de que el otoño vaya perdiendo de a poco su tibieza en su transición hacia el invierno, y en vista de que los waypoints de mi GPS presupuestario quedaron bastante alejados de la ruta del shopping, aprovecho y le doy uso a toda mi ropa de verano.

Por caso, en mi look de ayer usé mi vestido de Materia que mostré en el post "Materia Girl". En esta oportunidad, en lugar de hacer el típico "cards shuffle" lo que barajé o reorganicé un poco fueron los volados del vestido, para acortarlo y que me quedara como top (algo largo, concedo, pero menos que un vestido... al menos que los vestidos que yo uso). Volé los volados hacia arriba, metí los breteles para adentro (la tela es tan finita que ni se notan, ni molestan), y sobre una de las hileras de volados usé un pañuelo como faja para que no quedara tan amorfo.

Usé ese top ruffle shuffle con:
-Jean NN celeste bien clarito con corte al que le falta para ser oxford, pero sí califica como boot cut.
-Sandalias anaranjadas con plataforma símil yute de Blaquè con un gran defecto en la confección: el pie se va para adelante (son esas cosas que no se notan en el momento de la compra sino al rato de caminar). A pesar de eso, son bastante cómodas para caminatas moderadas así que -por el momento- las sigo usando.
-Blazer Delaostia, el mismo que usé en el último look publicado. Salí con él por las dudas pero resultó que hacia bastante calor para blazer, así que me lo terminé sacando.
-Cartera floreada también de Blaquè.
-Uñas color tinta azul lavable de los cartuchos que usaba para la lapicera en el colegio (es un esmalte viejo de Vitamina, como conté alguna vez me lo regalaron con una compra).
-Maquillaje rosado muy sutil.

Y como detalles del paisaje se ven mi perchero-árbol donde cuelgo carteras y bolsas y está inclinándose cual torre de pisa (lo descargaré un poco en breve), sus ramitas creando un fondo un poco extraño, y algunas fundas de almohadón a la espera de un relleno.

Hoy mi look es otro, no sé si podré mostrarlo pero entre mis actividades del día se encuentran la visita a Ibarras, el local de ropa de mi amiga Luciana y sus hermanas, y una noche en el teatro San Martín para ver la obra El aire del río. De manera que en mi próximo post (sea cuando sea, pero será) les contaré qué pueden encontrar en Ibarras y qué tal estuvo la obra, por si la tenían en carpeta.

Besos





1 comentario:

  1. Adore el colorido!! beijos..y estas desaparecida ..que pasou??

    ResponderEliminar